3 de octubre de 2014 / 11:39 a.m.

Monterrey.- El alto volumen de la música en una casa donde se celebraba el cumpleaños de una niña, provocó una riña campal entre vecinos, donde salieron a relucir piedras, palos, un bat de beisbol, resultando dos personas lesionadas y daños en un automóvil, al norponiente de Monterrey.

El incidente sucedió alrededor de las 02:00 horas en la avenida Cabezada número 11635 y Camino al Pastizal, en el Barrio Alameda, en Ciudad Solidaridad.

Paramédicos de la Cruz Verde Monterrey atendieron a Carlos Gándara de la Cruz, de 38 años de edad, quien es comerciante y aseguraba lo habían atropellado y causado una lesión en su pierna derecha.

También auxiliaron a un hombre que dijo llamarse Ricardo, quien traía golpes en diversas partes de su cuerpo.

Los daños fueron en un auto Honda Civic en color blanco con placas SME-99-91, el cual trae el vidrio trasero quebrado, propiedad de Ricardo.

Una de las versiones que dio Gándara de la Cruz es que celebraban el cumpleaños de su hija, cuando de pronto llegaron los tres hermanos propietarios de una refaccionaria de enfrente a su casa, diciéndole que le bajara el volumen de la rockola.

Pero acusó que se metieron con un bat en mano comenzando a golpearlo, por lo que él sólo se defendió.

Al irse la pelea hasta la calle, presuntamente el conductor del Civc atropelló al comerciante, por lo que este y un familiar lanzaron una piedra al coche, provocando los daños.

Al lugar llegaron elementos de Fuerza Civil, deteniendo a algunos vecinos que participaban en la riña.

Los hermanos decían que el comerciante era quien había comenzado la pelea, negando haberlo atropellado.

Un hombre con uniforme deportivo negro arribó al sitio y hablando por celular, aseguró que él conocía a los altos mandos de la Fuerza Civil, pero estaba del lado de los propietarios de la refaccionaria.

Las personas detenidas fueron llevadas al Ministerio Público.

Foto: Iram Oviedo

IRAM OVIEDO