20 de agosto de 2014 / 11:47 p.m.

Monterrey.- El llamado el 'chacal' de la zona norte, finalmente, quedó vinculado a proceso y sujeto a prisión preventiva, mientras concluye el juicio de la primera acusación de índole sexual que le hizo la Procuraduría de Justicia en el Estado.

Fue la juez de control regional, Bertha Yadira Vaca Saucedo, quien resolvió la vinculación de Carlos Alberto Garza Garza por considerarlo presunto responsable de equiparable a la violación y corrupción de menores.

Durante una audiencia que se prolongó por tres horas y media, la juzgadora escuchó los detalles de las pruebas que reunió la agente del Ministerio Público de la Unidad de Investigación número seis especializada en Delitos Sexuales, para acreditar la presunta responsabilidad de Garza Garza, quien cumplirá con la prisión preventiva en el penal del Topo Chico.

Como lo hizo en la primera diligencia, la fiscal relató los hechos que denunció la pequeña afectada, de 6 años de edad, a quien atacó sexualmente el pasado 6 de mayo.

Ahora, la funcionaria robusteció la probable responsabilidad del acusado con la presentación de una videograbación que captaron las cámaras de circuito cerrado de la tienda de abarrotes a donde se disponía a llegar la menor, cuando fue interceptada por Carlos Alberto.

Las cámaras del negocio ubicado en la colonia Fomerrey 116 captaron el momento, cuando la menor desciende de su bicicleta y aborda el vehículo Chevy Swiming azul que tripulaba el acusado.

Aunque la fiscalía acreditó la probable responsabilidad de Garza Garza con esas pruebas, diversos testimonios y periciales, su defensor oficial trató de desvirtuarlas.

El abogado oficial argumentó que la investigación a la que fue sujeta Carlos Alberto tuvo diversas irregularidades, como el color de la bolsa de plástico con la que supuestamente trató de cubrir las placas del carro y la abolladura que aseguran tiene el vehículo, la cual no existe.

Resaltó varios detalles de la investigación, pero pese a eso, la juzgadora aprobó la vinculación a proceso y dio un plazo de dos meses a ambas partes para cerrar la etapa investigación del caso.

FOTO: Especial

REDACCIÓN