22 de agosto de 2014 / 11:38 a.m.

Monterrey.- Un jovencito que atiende junto con sus familiares un puesto de tacos resultó milagrosamente ileso, al suscitarse un flamazo en un tanque para gas L.P., cuando se encontraban recogiendo el local y ya no había clientes, quemándose totalmente el carrito.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 23:30 horas en las calles Luis Quintanar y Miguel Nieto, en la colonia Industrial, en Monterrey.

Paramédicos de la Cruz Verde atendieron a Pedro Alberto Vázquez Sustaita, de 15 años de edad, quien presentaba solamente molestia en sus ojos, pero no fue necesario el traslado a un hospital.

Según las pesquisas, el joven junto con sus seres queridos, tienen desde hace tiempo vendiendo tacos de bisteck en la esquina de ese cruce de calles.

Luego de terminar el turno, se pusieron a recoger los utensilios, cuando de pronto de un tanque se produjo el flamazo, quemándose todo el puesto de tacos.

De manera milagrosa Vázquez Sustaita logró ponerse a salvo al igual que el resto de sus parientes, pero como él estaba más cerca del tanque, sintió algunas molestias en sus ojos y rostro.

Por tal motivo y para descartar todo, se subió a la ambulancia de la Cruz Verde Monterrey, en donde se le valorizó, pero aseguró sentirse bien, por lo que después de unos minutos se fue a su casa, ubicada a unos metros del incidente.

Elementos de Protección Civil Monterrey terminaron por sofocar el siniestro que terminó con todo el puesto: desde las tortillas, la carne, platos, la salsa, entre otras cosas.

Foto: Iram Oviedo

IRAM OVIEDO