NOTIMEX
18 de abril de 2016 / 09:38 a.m.

México.- En dos acciones distintas en el estado de Nuevo León, policías federales lograron detener a 47 migrantes centroamericanos, quienes pretendían llegar a los Estados Unidos.

Patrulleros federales que vigilaban la carretera Cadereyta-China le marcaron el alto a un vehículo tipo redilas por circular en el carril contrario.

Sin embargo, al hacer una revisión encontraron que en el área destinada para carga había 30 extranjeros, entre ellos siete menores de edad.

Ninguna persona pudo mostrar algún documento para comprobar su estancia legal en el país.

El conductor los había recogido en Monterrey, Nuevo León, para trasladarlos hacia la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, ahí le pagarían una cantidad de dinero por cada uno para cruzar la frontera.

En otra acción sobre la vía Monterrey-Reynosa, en el municipio de General Bravo, Nuevo León, policías federales que realizaban revisiones aleatorias observaron un vehículo tipo ambulancia cuyo conductor, al advertir la presencia de los elementos, realizó maniobras evasivas, por lo que se le marcó el alto.

En la inspección policiaca, el conductor refirió carecer de documentos y no acreditó la propiedad de la unidad, por lo que al llevar a cabo una revisión minuciosa en la parte trasera, fueron localizadas 17 personas centroamericanas, entre ellas dos menores de edad.

Los 47 centroamericanos fueron trasladados y escoltados por la Policía Federal a las instalaciones del Instituto Nacional de Migración para que recibieran asistencia consular, y tras el reconocimiento de nacionalidad se les otorgue el retorno asistido.

Por su parte las dos personas detenidas presuntamente responsables de su traslado quedaron a disposición del Ministerio Público de la Federación para continuar con las investigaciones correspondientes y determinar su situación jurídica.