MARCIAL PASARÓN
12 de abril de 2017 / 06:34 a.m.

MONTERREY.- Durante alrededor de tres horas, la ciudad fue sacudida por una fuerte tormenta que provocó inundaciones y encharcamientos en toda la zona metropolitana.

La lluvia que había sido pronosticada y monitoriada por Protección Civil del Estado, comenzó a sentirse alrededor de las 00:30 horas del miércoles.

A partir de esa hora, el aguacero se generalizó en todos los municipio conurbados a la ciudad de Monterrey.

Las principales avenidas y calles se convirtieron en verdaderos ríos; asimismo los arroyos elevaron su nivel.

Ejemplo de ello fue la avenida Aztlán, en su cruce con Fidel Velázquez en la colonia Valles de Santa Lucia.

La avenida Bartolomé B. Mitre y San Martín, fue un verdadero caos.

Rodrigo Gómez y Fidel Velázquez; los encharcamientos dejaron vehículos varados en Rodrígo Gómez y la avenida Rangel Frías, donde el nivel del agua llegó hasta las puertas de los automóviles.

La corriente de agua arrastró cantidades enormes de basura.

En el municipio de San Nicolás de los Garza, las avenidas Universidad, López Mateos, Sendero en los limites con Escobedo, los encharcamientos volvieron a dejar en claro en deficiente drenaje pluvial de la ciudad.

A pesar de todo esto, hasta el momento las autoridades de rescate en los diferentes municipios no han reportado tragedias ni personas lesionadas.