redacción
28 de julio de 2015 / 08:20 p.m.

Monterrey.- El empleado del Cuartel de la Secretaría de Seguridad Pública, Jorge Víctor Salazar Ruiz, se convirtió en el principal responsable del robo de las 50 armas que desaparecieron de la corporación y es considerado prófugo dentro de la carpeta de investigación que integra la Procuraduría de Justicia de Nuevo León.

Trascendió que la probable responsabilidad de Salazar Ruiz está, hasta el momento, plenamente acreditada en la investigación que realizan los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones en coordinación con el agente del Ministerio Público asignado al caso.

Aunque, han declarado, por lo menos, una docena de elementos de la corporación policiaca, todas las evidencias confirman que fue Salazar Ruiz, quien sustrajo el armamento de uso exclusivo del Ejército Mexicano y Fuerza Aérea.

Aparentemente, Jorge Víctor era considerado un empleado de suma confianza, por lo que sus superiores lo comisionaron para recibir las armas que posteriormente serían asignadas con el permiso correspondiente que otorga la Secretaría de la Defensa Nacional.

Algunos de los movimientos ilícitos que realizó el servidor público estatal, cuando robó las armas que le entregaron el pasado mes de junio, fueron captados por las cámaras del circuito cerrado con el que cuenta la corporación.

Por todas las pruebas que ha logrado reunir el agente del Ministerio Público, Salazar Ruiz pasó de ser principal sospechoso a probable culpable y prófugo.

Eso se concretó en la carpeta judicial inmediatamente después de que los investigadores estatales realizaron un cateo en el domicilio que habitaba con su familia y del que huyó, el cual está ubicado en Río Usumacinta número 2108, en el Fraccionamiento Bernardo Reyes, en Monterrey.

Fue en el transcurso de la semana pasada, cuando los responsables del Cuartel de Seguridad Pública descubrieron y denunciaron el faltante de las armas, de las que solo quedaron los estuches en los que estaban resguardadas.