4 de julio de 2014 / 03:17 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia giró orden de aprehensión en contra de uno de los participantes en el doble ejecución ocurrida, el pasado mes de mayo, en un depósito de San Bernabé, que fue identificado y ubicado por las huellas dactilares que dejo en la escena del crimen.

Se trata de albañil Julio César Pardo Leyva, de 21 años de edad, quien estaba arraigado desde los primeros días de junio y fue detenido por orden del juez primero penal de Monterrey.

Dicho juzgador solicitó su detención por considerarlo presunto responsable del homicidio calificado de Manuel Hernández Burciaga y David Alejandro Benítez Arévalo.

Ellos fueron asesinados el pasado 20 de mayo, cuando se encontraban bebiendo en el depósito "Perkins", el cual está ubicado en avenida las Rocas, entre Talco y Mármol, en la mencionada colonia.

En esos hechos, también participó un menor identificado como Pedro "El mazo", así como Luis Ángel Rivera Arista y Noé Antonio Martínez Medina, quienes actualmente están detenidos por otros delitos.

De acuerdo a las investigaciones que realizaron los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal, el día de los hechos, Pardo Leyva entró al negocio armado y dejó sus huellas en el mostrador del local, de donde trató de sustraer el dinero de la venta, antes de disparar a las personas que estaban en el lugar, tres de las cuales resultaron heridas.

Sin embargo, al rendir su declaración preparatoria, Julio César Pardo dijo que lo implicaron en el hecho, porque manejaba el taxi en el que huyeron los responsables, pero aseguró que ni siquiera sabe manejar.

Agregó que desconocer lo que había firmado, porque los investigadores lo obligaron a plasmar su nombre en la supuesta confesión que había hecho.

FOTO: Especial

TELEDIRIO DIGITAL