FRANCISCO CANTÚ
5 de abril de 2016 / 07:18 a.m.

Monterrey.- Sentada en una esquina, envuelta en llanto y con una herida en la frente se encontraba una mujer esperando que alguna persona la ayudara, luego de haber sido golpeada por su pareja.

Leslie Paloma Arreola Cordero, de 32 años, se ha convertido en una mujer más que se suma a las estadísticas de mujeres que sufren de violencia familiar y que por temor no lo denuncian.

Ella se encontraba con Iván Guerrero Reyna, de 38 años, con quien lleva casi 11 años de relación, pero la mayoría de ellos han sido de golpes y maltratos.

Durante esta madrugada ella ingería bebidas embriagantes junto con su pareja, en lo alto de la colonia Independencia, pero una discusión ocasionó que fuera golpeada por el hombre.

Uno de los golpes hizo que ella cayera al piso y su cabeza golpeara en el filo de la banqueta, lo que le ocasionó una herida en la frente.

Tras haber pasado la agresión, Leslie caminó por la calle Serafín Peña y el dolor que le ocasionaban sus lesiones la hizo sentarse en el cruce con la calle Castelar.

Logró pedir ayuda a los vecinos quienes solicitaron una ambulancia de la Cruz Verde.

Ante el temor a ser agredida nuevamente, negaba el ataque de su pareja, hasta que las autoridades le solicitaron que manifestara lo que había sucedido.

Finalmente la mujer fue llevada a recibir atención médica al Hospital Universitario.