MARCIAL PASARÓN
24 de agosto de 2016 / 06:57 a.m.

MONTERREY.- Utilizando armas cortas, tres delincuentes irrumpieron violentamente en una farmacia de la colonia Lomas de San Francisco y tras atacar a golpes al guardia, esposarlo y electrocutarlo, se apoderaron de dinero en efectivo y mercancía.

El robo con violencia ocurrió a las 02:00 horas de este miércoles, en el cruce de la avenida San Francisco y Santa Mónica en el citado sector de Monterrey.

Se estableció que el asalto fue cometido en las instalaciones de una sucursal de Farmacias Guadalajara y este provocó la movilización de policías estatales y agentes ministeriales.

El operativo se activó minutos después de que una de las empleadas que se encontraban en el lugar y que fueron amenazadas por los hombres , dio la voz de alerta a la empresa de seguridad privada.

Esto provocó que se diera aviso a Fuerza Civil y a la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes en cuestión de minutos arribaron al sitio.

Cuando los compañeros del guardia llegaron al sitio, encontraron al vigilante de nombre Rabel Uresti Martínez, tirado en el piso, con las manos esposadas hacia atrás y con golpes en el rostro y cabeza.

Mientras llegaba el auxilio de los socorristas y oficiales de policía, sus compañeros le quitaron los amarres y lo llevaron hasta la parte trasera de la farmacia.

Minutos después los socorristas de la Cruz Roja y Verde de Monterrey llegaron al sitio y le prestaron los primeros auxilios, pero no fue necesario su traslado a un hospital.

De acuerdo a las investigaciones, los delincuentes llegaron a bordo de un automóvil, en el cual se quedó un cuarto hombre esperándolos para emprender la huida.

Al lograr someter al guardia, los delincuentes se apoderaron de dinero en efectivo, así como de cajetillas de cigarros y teléfonos celulares, para después salir del inmueble y darse a la fuga.

Aunque la respuesta de la policía fue en cuestión de minutos y se dio un fuerte dispositivo de búsqueda, los hombres no fueron localizados.

Además se ordenaron filtros de revisión en varias avenidas y calles del centro de Monterrey, pero  lograron evadir a las fuerzas policíacas de la ciudad.