AGUSTÍN MARTÍNEZ
3 de agosto de 2015 / 06:36 p.m.

Zuazua.- Un albañil originario de Honduras fue encontrado asesinado a golpes en un terreno baldío, a pocos metros de la construcción donde trabajaba, en el municipio de Zuazua.

Las autoridades policiacas buscan al homicida entre los propios compañeros de la víctima, pues se presume que hubo una riña entre varios albañiles que se quedaban en la obra.

Este incidente fue reportado alrededor del mediodía del lunes en la calle Palma, entre Pino y Ciprés, en el fraccionamiento campestre Portal del Norte.

Dicho asentamiento se localiza a 30 kilómetros del centro de la ciudad, hacia el nororiente del autódromo Monterrey.

El ahora fallecido no fue identificado plenamente, pues sus compañeros y superiores sólo lo conocían con el nombre de Pedro, de entre 25 y 30 años de edad, y quien era originario de Honduras.

Tras el hallazgo de la persona sin vida, elementos de la Fuerza Civil y de la Policía Municipal llegaron al sitio y confirmaron el reporte.

Momentos después arribaron los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, así como personal de Criminalística de la Dirección de Servicios Periciales.

Las autoridades establecieron que la víctima presentaba golpes en el cráneo y en la cara, además en diversas partes del cuerpo.

Un rastro de sangre desde el lugar donde estaba el cadáver en el terreno baldío, llevó a los agentes hasta una quinta en construcción, a aproximadamente 30 metros.

Allí los elementos policiacos interrogaron a varios albañiles y al encargado de la obra, quien se identificó como el contratista Francisco Grimaldo López.

Esta persona manifestó que el hombre era uno de sus trabajadores, pero no pudo aportar más datos que permitieran la plena identificación.

Por medio de las evidencias, los agentes ministeriales establecieron que en el interior de la construcción se registró una pelea, pero no se precisó quiénes participaron.

Trascendió que en ese centro de trabajo se quedan a dormir varios albañiles, y entre ellos lo hacía el propio hondureño, al carecer de domicilio y de familiares en esta entidad.

Los restos del infortunado fueron trasladados en calidad de No Nombre al anfiteatro del Servicio Médico Forense, en espera de que se establezca la plena identificación.

Extraoficialmente se supo que los trámites para llevar el cuerpo hacia la nación centroamericana podrían demorar hasta tres meses, siendo necesaria la intervención de la oficina diplomática.

Hasta el momento los agentes de la Policía Ministerial se encuentran indagando este crimen y esperan en las próximas horas identificar y detener al o los responsables.