10 de febrero de 2014 / 03:25 p.m.

Linares.- A pedradas fue asesinado un joven el pasado sábado, el hombre quien traía puesta ropa interior de mujer, en un despoblado del ejido La Petaca en el municipio de Linares. 

El hallazgo fue realizado por un campesino, quien fue as revisar su parcela para ver si estaba en condiciones de sembrar, pero se llevó con la sorpresa de encontrar el cadáver del joven por lo que dio parte a las autoridades par la tarde del sábado. 

El día de hoy se confirmó que el cuerpo de la persona muerta en el baldío de Linares, resultó ser el de un catedrático de la Universidad Autónoma de Nuevo León, quien laboraba en esta ciudad. 

El maestro de inglés de la Facultad de Contaduría, Modulo Linares, Ricardo Encinia Romo, de 34 años de edad, casado, padre de una niña de dos años, vivía en la colonia Provileón de ese lugar, al momento de su desaparición, conducía una camioneta de la Volkswagen, tipo Cross Fox, en color rojo, modelo 2006.

La policía informo que "Riki", como le llamaba su familia y amistades, salió de la vivienda al centro de Linares, a comprar comida, al mañana del pasado viernes, según versión de su familia otorgada a los investigadores, sin volver a saber de él.

La tarde de ese día, su esposa que es maestra de un kínder, empezó a marcarle a su celular, el cual estaba apagado. Un par de horas después la mujer empezó a recibir mensaje vía celular, donde le decían que lo habían "levantado", que para volverlo a ver, tenía que pagar un rescate. 

Más tarde le piden cien mil pesos, la familia logra reunirlos, y le mandan por texto, una cuenta, va y lo depositan en un banco que está en una tienda Coppel, en el libramiento a Ciudad Victoria y la carretera a Galeana, por la calle Hidalgo al sur. 

Sin embargo, luego de varias horas, la familia no recibió noticias. 

Fue hasta la mañana del sábado que nuevamente reciben otro mensaje, que por la tarde lo dejaran en libertad, pero tienen que depositar diez mil pesos más, enviándoles una cuenta, ahora en un banco interno de la tienda Elektra, en el centro de Linares, por la calle Hidalgo. 

Con el apoyo de parientes, los angustiados familiares lograron reunir la cantidad e hicieron el depósito.

La Policía informó,que casi a la hora que la familia realizaba la última petición de los desconocidos, el cuerpo de la víctima fue encontrado en una parcela de la comunidad de La Petaca. 

Por su parte, una persona allegada a las investigaciones de la Procuraduría del Estado, reveló que esperan los resultados de autopsia practicada al cuerpo del catedrático de la Universidad, quien era originario de La Ascención, conocida como "La Chona", de Aramberri, por que a simple vista, no se le encontraron huellas de tortura u otro tipo de lesión, sólo las hechas con algún objeto pesado en la cabeza, que le destrozaron parte del cráneo.

La fuente indicó que la prenda íntima que portaba a simple vista era de mujer. Sin embargo, los verdugos previamente le despojaron al catedrático del pantalón y los zapatos, así como la trusa que portaba y la dejaron a cierta distancia. 

Lo anterior, para distraer a la Policía y supusieran que el crimen fu cometido por tintes pasionales. 

Los agentes ministeriales ya trabajaban en los lugares donde hicieron los depósitos, para ubicar en qué parte los cobraron. 

Redacción