IRAM OVIEDO
19 de septiembre de 2015 / 08:51 p.m.

Monterrey.- Un hombre que asfixió a un compañero de rehabilitación colocándole un trapo en la boca y amordazándolo, en un centro de ayuda en el primer cuadro de Monterrey, fue llevado al Penal del Topo Chico mediante orden de aprehensión que otorgó un juez de control.

Los hechos ocurrieron el pasado 15 de septiembre en el lugar conocido como “Acción y Vida”, ubicado en las calles de Isaac Garza y Villagómez.

La víctima se llamaba Manuel de Jesús de León Ávila, de 36 años, habitante de la colonia Condesa, al sur de la ciudad, mientras que el presunto responsable sólo fue identificado como Alberto, de 32.

Según la tarjeta informativa de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, la víctima arribó alcoholizado a ese sitio el viernes 11 de septiembre, donde estuvo tranquilo.

Sin embargo, más tarde comenzó a inquietarse hasta que le dieron un té que se acostumbra dar a los internos.

El martes 15 septiembre, De León Ávila gritaba frecuentemente hasta desesperar a Alberto, quien le puso un trapo en la boca, lo amordazó y con fuerza estiró hacia la nuca hasta que este ya no se movió.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones comenzaron las investigaciones hasta que en la autopsia se estableció que De León Ávila había muerto de asfixia por estrangulamiento.

Internos del centro de rehabilitación dijeron a las autoridades que para calmar a quienes se inquietan, los encargados de ahí acostumbran amarrarlos de manos y pies a una litera.

Por lo pronto, la situación jurídica para el inculpado se vence el próximo martes, ya que su defensa pidió la ampliación del término legal, aunque ya se encuentra en el Penal del Topo Chico.