26 de junio de 2014 / 11:38 a.m.

Monterrey.- Enloquecido por su soledad, un individuo afectado de sus facultades mentales le prendió fuego a su vivienda, aparentemente con la intención de suicidarse al quemarse a lo bonzo.

Ramiro Guía Niño, de 55 años de edad, estuvo a punto de morir calcinado en su casa de la colonia Talleres, pero afortunadamente fue rescatado a tiempo, aunque se puso violento y hubo necesidad de esposarlo.

En el lugar, Ramiro ha acumulado una gran cantidad de basura, a la que le prendió fuego y luego se sentó a ver el incendio, a un lado, esperando que lo envolvieran las llamas.

El fallido pirómano tiene unos dos años de vivir solo, y sólo una hermana de nombre

Lupita acude regularmente a verlo y a llevarle de comer, comentó una vecina de nombre Ana Bertha Silva.

Los bomberos lograron apagar rápidamente las llamas, y todo quedó en susto para los vecinos, mientras el fallido pirómano fue auxiliado por socorristas de la Cruz roja, que lo llevaron a una clínica para su atención mental.

FRANCISCO ZÚÑIGA