ALEXANDRA AMAO
11 de febrero de 2017 / 12:01 p.m.

MONTERREY.- Una vez más la delincuencia logró llevarse la tranquilidad de una familia que apenas el pasado 7 de febrero por la tarde vivía en completa calma.

Ese mismo martes al oscurecer, dos hombres armados irrumpieron en su vivienda para robar sus pertenencias y atentar contra sus vidas.

"No entendíamos que estaba pasando, por qué habían abierto la puerta así, pensamos que era una broma pero luego los tipos nos encañonaron a mi hermano y a mí", comentó la afectada.

En ese momento, la joven y sus hermanos creyeron que los delincuentes abrirían fuego contra ellos, pero no contaban con que "Balú" su mejor amigo, saldría para defenderlos.

"Mi perro 'Balú' es muy tranquilo pero al ver lo que pasaba se puso furioso y se fue contra uno de los sujetos que nos apuntaba con la pistola y lo mordió en el brazo", indicó. 

Al sentirse amenazados por el perro de raza husky, los delincuentes lanzaron una advertencia a la propietaria del domicilio para huir lo más pronto posible ante el temor de que "Balú" entorpeciera el atraco.

"Yo les dije que se llevaran lo que quisieran pero que no dispararan que nos dejaran en paz por que nuestras vidas corrían peligro".

Un botín de más de 50 mil pesos distribuido entre diferentes aparatos electrónicos, fue lo que los ladrones pudieron llevarse en la colonia Las Brisas en donde los robos a casa habitación han ido en incremento.

"Los policías llegaron rápido nos tomaron el reporte y nos dijeron que si no hubiera sido por 'Balú' tal vez los tipos nos hubieran matado o se hubiesen llevado más cosas", indicó la dueña de la mascota husky.