20 de marzo de 2014 / 12:30 p.m.

Monterrey.- Frente a empleados de una gasolinera y varios clientes de una tienda, un hombre fue asesinado a balazos en Cadereyta, por dos sujetos que le dispararon para despojarlo de su automóvil.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 21:00 horas del miércoles en la calle Benito Juárez y Aramberri en la colonia Las Palmas.

El estruendo de los disparos de arma de fuego se escucharon a varias cuadras y provocaron temor entre lo vecinos.

La víctima de aproximadamente 30'años de edad, ya fue identificado por sus familiares, pero la policía ministerial oculto esta información, recomendando a los afectados no hablar con la prensa.

Sin embargo, durante las investigaciones llevadas a cabo en la escena del crimen, agentes y peritos de la procuraduría de justicia, se divirtieron a carcajadas mientras levantaban las evidencias.

Lo anterior a pesar de la presencia de los familiares de la víctima.

El cuerpo del hoy occiso quedo boca arriba cerca de las bombas despachadoras de gasolina y a 10 metros de la puerta de una tienda de auto servicio.

Se estableció que el hombre vestía pantalón de mezclilla color azul y una playera.

Trascendió que la víctima fue sorprendida cuando salía del negocio y se disponía a abordar su automóvil Dart modelo 2010.

Ante la mirada de los empleados de la gasolinera, el hoy occiso fue amenazado por dos sujetos que portaban armas de fuego.

Durante los hechos, la víctima trató de defender su patrimonio enfrentando a los delincuentes, pero durante el forcejeó, uno de los ladrones le disparó a quema ropa.

El ataque contra este hombre quedo grabado en dos cámaras de circuito cerrado de seguridad instaladas afuera de la oficinas de la gasolinera.

Los detectives se entrevistaron con empleados y unas personas que se dieron cuenta del ataque

Posteriormente el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del anfiteatro del hospital universitario.

El lugar donde ocurrió el asesinato, es señalado por vecinos y automovilistas como un punto donde los robos con violencia están a la orden del día.

A pesar de ello, la inexistencia de vigilancia en la zona es muy notoria, por lo que los ladrones se han apoderado de vehículos y sometido a habitantes de ese lugar.

Marcial Pasarón