7 de febrero de 2014 / 09:34 p.m.

Apodaca.- La saña con que fueron ultimadas las dos mujeres-policía en el municipio de Apodaca causó desconcierto entre las mismas autoridades.

Trascendió que las oficiales de Fuerza Civil Claudia Elizabeth Eguiarte Flores y Prisma García Córdova presentaban múltiples heridas de arma blanca en diferentes partes del cuerpo.

Ambas estaban semidesnudas en el cuarto de baño. Sufrieron también cortaduras en el cuello, y la primera tenía rostro desfigurado a causa de golpes con un objeto contundente.

Las jóvenes, de 29 y 26 años de edad, respectivamente, tenían unos tres o cuatro meses habitando en la finca número 849 de la calle Guajillo, casi con Sicomoro, en la colonia Residencial Ébanos Norte.

Habitantes de ese sector manifestaron que eran frecuentadas por un individuo joven, supuestamente hermano de Eguiarte Flores, y seguido veían llegar patrullas de la Fuerza Civil.

Las personas eran tranquilas y con muy pocos vecinos intercambiaban diálogo, por lo que estos desconocen de dónde eran originarias.

El doble crimen fue descubierto alrededor de las 18:00 horas del jueves, aunque se presume que las mujeres fueron asesinadas durante la madrugada del mismo día.

Durante la noche del jueves y las primeras horas del viernes, personal de Servicios Periciales y agentes de la Policía Ministerial inspeccionaron el lugar.

Trascendió que en el closet encontraron camisolas, diversas prendas y otros objetos que corresponden a la Fuerza Civil.

Las evidencias fueron extraídas hasta ya entrada la mañana, pues alrededor de las 7:00 horas el personal del SEMEFO trasladó los cadáveres al anfiteatro del hospital Universitario.

Durante el día los agentes ministeriales cuestionaron a personas que habitan en ambos lados del canal de desagüe de la calle Guajillo, aunque se supo que nadie aportó datos relevantes.

Agustín Martínez