CÉSAR CUBERO
26 de enero de 2016 / 01:43 p.m.

Monterrey.- A pesar de que en el primer trimestre del Gobierno de Jaime Rodríguez Calderón los homicidios dolosos bajaron un 6.25% respecto a lo sucedido en ese lapso de tiempo del 2014, en lo que va del mes de enero de 2016 este delito se ha disparado y tiene, desde ya, más víctimas mortales que en los meses de diciembre y noviembre del 2015.

Según un recuento periodístico, durante el mes de enero, del 1 al 24 del mes, al menos 35 personas han muerto producto de un homicidio doloso.

Los datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León indican que en el mes de diciembre en la entidad hubo 31 asesinatos.

Mientras que en el mes de noviembre la autoridad señala que en el Estado se registraron 25 crímenes de esta naturaleza.

Por ello, los al menos 35 decesos con los que inicia el año se colocan por encima de lo reportado en diciembre y noviembre del 2015.

Además, en un comparativo contra el mismo mes pero del año pasado, este mes de enero 2016 supera, aún con siete días menos, a lo sucedido en el mes de enero del 2015 cuando en total se dieron 34 casos.

Este año, cuatro de las 35 víctimas del crimen eran de sexo femenino y se ubicaban en un rango de edad de entre 19 y 36 años.

La delincuencia organizada se ha hecho presente este mes con cuatro crímenes en el centro de la ciudad, además de que en todo el municipio de Monterrey ya suman 12 asesinatos, para colocarse en primer lugar de víctimas.

Sin duda que el evento más alarmante de este año es el que sucedió en el municipio de Santa Catarina, cuando un grupo armado acabó con la vida de siete personas, entre ellas tres niños, en la colonia Arboledas de las Mitras.

Es preciso señalar que de este recuento se desprende que 11 de los 35 fallecidos tenían 20 años o menos al momento de ser acribillados.

Otro comportamiento que se está registrando durante el mes de enero de 2016 es el referente a la ubicación geográfica de los crímenes.

En este mes de enero el 65.71 por ciento de las muertes se dieron en ataques dentro del área metropolitana y sólo el 34.29 por ciento fuera de ella.

Por otra parte, 29 de los 35 homicidios dolosos de los que este medio ha tenido conocimiento ha sido el arma de fuego la usada para el crimen.

Los otros seis casos, en tres de ellos fueron los golpes los que acabaron con la vida de la víctima y en los otros tres un arma blanca la utilizada en el asesinato.