MARILÚ OVIEDO
14 de febrero de 2016 / 05:58 p.m.

MONTERREY.- Autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado, informaron que durante la madrugada del domingo fue identificado el último de los cinco cuerpos calcinados en el motín del Penal del Topo Chico y falta otro de los que no tenían registro de ingreso al cereso por identificar.

A través de un comunicado se informó que se logró la identificación en el Laboratorio de Genéticas Forense de: Morgan Jesús Rosales Villeda, quien era el occiso 46; José Juan Salazar Leija, fallecido número 49; estos cuerpos ya fueron entregados a sus familiares.

El occiso 45 resultó ser Angelino Sánchez Jaramillo; el fallecido 48, era José Ovalle Salas; y por último el 47, Jaime Cabello Figueroa; estos cuerpos aún no han sido reclamados por familiares, sin embargo a sus allegados se les tomaron las muestras genéticas correspondientes.

Respecto a los cuatro occisos que no habían sido identificados por no tener registro en Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares, AFIS, ya se identificaron a:

Occiso 12 autopsia 425, y resultó ser Ricardo de Jesús Espinoza Beltrán, quien fue reconocido por un hermano y el cuerpo fue entregado a sus familiares el sábado 13.

El Occiso 40 con número de autopsia 457, fue identificado como Roberto de Jesús Martínez Govea, quien fue reconocido por su madre y el cuerpo ya fue entregado.

Los otros dos hombres que fallecieron en el Penal del Topo Chico, sin tener un registro como internos fueron el occiso 25, con número de autopsia 443, Diego Enrique Martínez Ávila, cuyo cuerpo ya fue entregado a sus familiares y fue reclamado y reconocido por su padre Hugo Martínez.

Por lo pronto sólo faltaría el occiso número 16, a quien se le practicó la autopsia 438 y que no fue identificado por AFI.