AGUSTÍN MARTÍNEZ
28 de febrero de 2017 / 05:50 a.m.

MONTERREY.- Por medio de estudios comparativos de ADN, el Ministerio Público estableció la identidad del hombre que la semana pasada fue encontrado asesinado y encajuelado en la colonia Cumbres.

Se trata de un joven de 25 años, quien residía cerca de la zona donde hallaron su cuerpo, y cuyas actividades ya son investigadas por la Policía Ministerial.

Fuentes policíacas afirmaron que la víctima se llamaba Marco Antonio Betancourt Ibarra, de 25 años, y quien tenía su domicilio en la colonia Paseo de las Cumbres.

Fue durante el fin de semana cuando los restos fueron entregados a los familiares en el Servicio Médico Forense tras la realización de las pruebas periciales.

Durante el procedimiento administrativo los deudos fueron entrevistados por los agentes ministeriales, y declararon que Betancourt Ibarra se dedicaba a la compra y venta de vehículos usados.

Este crimen fue descubierto la tarde del pasado jueves 23 de febrero en las calles Paseo de los Estudiantes y Paseo del Bosque, en el segundo sector de la colonia Cumbres, en la zona poniente de la ciudad.

En la cajuela de un automóvil BMW de reciente modelo, el cuerpo fue abandonado junto a la barda posterior de varios negocios, a media cuadra de la avenida Paseo de los Leones.

Fueron vecinos de esa zona quienes reportaron ante los números de emergencia el vehículo sospechoso, el cual había sido abandonado desde el pasado lunes.

Los olores obligaron a los peritos y a los agentes ministeriales a abrir la cajuela del coche, que estaba registrado en Estados Unidos y no tenía reporte de robo.

El cadáver en estado de descomposición presentaba un impacto de bala en la cabeza. La herida no se le apreciaba a simple vista, y fue en la autopsia cuando quedó al descubierto.