3 de julio de 2014 / 01:18 p.m.

Monterrey.- Eran madre e hijo las dos víctimas calcinadas en una brecha de un Parque Industrial en  Apodaca, Nuevo León.

Los cuerpos fueron identificados como Brenda Esmeralda Sandoval Velásco, de 25 años de edad, y Carlos Eduardo Jauregui Sandoval, de tan sólo 7 años.

De acuerdo a los resultados de la autopsia, la madre de familia murió estrangulada. En tanto, el menor que fue encontrado en las mismas condiciones, falleció tras recibir un golpe contuso a la altura de la cabeza.

Las autoridades trataban de establecer algunas pistas, para corroborar la identidad de ambas víctimas, por lo que fue necesario efectuar análisis de ADN con los familiares que acudieron a reclamar los cuerpos.

Según versiones de la Procuraduría de Justicia la mujer, quien vivía en la calle Chihuahua de la colonia Azteca en San Nicolás, se dedicaba al hogar, y cuidaba a su hijo.

Aunque no se ha establecido un móvil exacto por el doble crimen, las autoridades no han descartado a la delincuencia organizada como principal línea de investigación.

Hasta el momento no se ha revelado si ya se efectuaron detenciones tras el asesinato del niño y la mujer que fue descubierto la mañana del pasado miércoles en la calle Orión entre Fénix y la Avenida Miguel Alemán.

FOTO: Yadith Valdéz

 YADITH VALDÉZ