MARCIAL PASARÓN
22 de mayo de 2017 / 05:52 a.m.

MONTERREY.- Conducir en estado de ebriedad por poco le cuesta la vida a una mujer, la cual sufrió golpes leves a pesar del fuerte impacto.

Alma Rocio Rodríguez Garza, de 27 años de edad, se salvó de sufrir severas lesiones al impactar su automóvil contra la base de una estructura metálica.

El accidente ocurrió alrededor de las 01:00 horas del lunes sobre la avenida Raúl Rangel Frías en su cruce con Lincoln.

De acuerdo a las investigaciones, se estableció que Alma Rocio Rodríguez, se desplazaba hacía el norte a bordo de un automóvil con placas de Nuevo León.

Pero al circular por la lateral de la mencionada avenida, debido a la velocidad perdió el control del volante.

Esto ocasionó que el vehículo derrapara varios metros sobre le pavimento mojado y chocara contra la base de un señalamiento vial de bandera.

El fuerte impacto provocó que el lado derecho del auto materialmente desapareciera y la llanta se desprendiera y quedara sobre le pavimento de la avenida Rangel Frías.