SANDRA GONZÁLEZ
29 de mayo de 2017 / 10:33 a.m.

MONTERREY.- El pavimento resbaladizo y las pendientes de la colonia Cerro de la Campana provocaron que una pipa chocara contra una unidad de transporte escolar donde viajaban 10 niños.

Los estudiantes del kínder Jaime Nunó resultaron ilesos gracias a que la chófer pudo maniobrar para esquivar un golpe mayor.

"Vi que no se paraba y me alcanzó a dar de frente pero torcí todo el volante para que no me diera en el costado y ya quedamos del mismo lado", relató María quien tiene 15 años trabajando en este servicio.

El accidente se registró cuando el transporte circulaba por la calle Antiguo Camino a Villa de Santiago y la pipa por la calle Leopoldo González.

El chófer que trasladaba en la unidad 10 mil litros de aguas negras, dijo que no pudo controlar la unidad debido a lo resbaladizo del pavimento y no pudo evitar el impacto.

La unidad perteneciente a la empresa Drenatec se detuvo metros adelante en un muro de concreto y tierra.

Pese a que los niños reían y bromeaban al respecto, se les dio un pase médico para que se les practique una valoración médica.


dezr