25 de enero de 2014 / 01:29 a.m.

Monterrey.- Un taxista que no pensó que la Ecovía pudiera estar en uso, fue arrollado con su unidad cuando utilizó el paso peatonal como retorno, y fue impactado por una camioneta que transportaba a trabajadores de la obra.

El accidente ocurrió alrededor de las 14 horas de este viernes sobre la avenida Ruiz Cortines, a la altura de la Clínica 17, en la colonia Moderna.

Afortunadamente no hubo personas lesionadas, pero ambos vehículos quedaron dañados.

Erasmo Ramirez, quien circulaba en su taxi Corsa modelo 2008, es el presunto responsable del percance. Aunque fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja regiomontana, se determinó que no sufrió lesiones severas, pese a lo aparatoso del accidente.

En cambio su auto, con placas 86-71 MLD, quedó totalmente dañado, al grado de que tuvieron que recoger las partes que se desprendieron en el choque, para guardarlas en la cajuela, y que no se perdieran.

De acuerdo a los testigos, el taxista circulaba por la avenida Ruiz Cortines hacia el oriente, y luego de bajar a unos pasajeros en la clínica 17 del Seguro Social, opto por evitar el largo viaje hasta el retorno de la avenida, y prefirió usar inadecuadamente el paso peatonal de la Ecovía.

Es la única parte que no tiene topes en el suelo, y el ancho garantiza que un coche quepa perfectamente.

El taxista, consciente de que la Ecovía inicia los viajes hasta la próxima semana cruzó con toda la confianza del mundo, pero no tomó en cuenta que la empresa Servicios Primarios Guerra está realizando trabajos en el lugar, y sus vehículos utilizan la ruta de la Ecovía.

En ningún momento vio la camioneta Pick Up con placas RH 05-689 que era conducida por Gerardo Molina, quien obstruido por la estación, tampoco vio al taxista y lo impactó brutalmente.

Afortunadamente nadie resultó lesionado, aunque el conductor del taxi sí sufrió algunos golpes, pero ninguno que ameritara hospitalización.

FRANCISCO ZÚÑIGA