REDACCIÓN
10 de enero de 2017 / 06:41 p.m.

MONTERREY.- El ex tesorero de Monterrey, Julián Hernández Santillán, quedó imputado por segunda ocasión por un peculado de 34.5 millones de pesos que le reclama la actual administración del municipio.

En una audiencia que se prolongó 15 minutos, el ex funcionario estatal fue señalado como responsable de haber desviado dicha cantidad en los meses de agosto, septiembre y octubre del 2015.

De acuerdo a la denuncia, cuando se desempeñaba como tesorero de Monterrey, Julián Hernández desvió ese monto que había reunido de descuentos que se les habían hecho a los trabajadores para pagar a los acreedores que les brindan sus servicios.

En lugar de pagar a los acreedores utilizó los recursos en otros movimientos, por lo que la actual administración tuvo que cubrirlo como deudor solidario.

Después de escuchar la denuncia, el ex funcionario municipal se negó a declarar por recomendación de sus abogados, apegándose al artículo 20 y pidiendo la ampliación del término constitucional.

Será hasta el próximo domingo cuando se resuelva si queda o no vinculado a proceso, en una audiencia que se programó para las 10:00 horas en la sala 3 del Palacio de Justicia.