30 de julio de 2014 / 09:49 p.m.

Santa Catarina.- Un fuerte incendio se desató en lo alto de una de las montañas de las Huasteca, justo entre dos cañones, lo que dificultaba las labores de sofocamiento, y ameritó el uso de dos helicópteros para vaciar agua tratada sobre la zona.

El siniestro se reportó alrededor de las doce del día en la cima de un pico entre el Cañón de San Pablo y el cañón Ballesteros, a la altura de la zona conocida como Los Nogales.

En el lugar comenzaron a trabajar los elementos de Protección Civil de Santa Catarina, con apoyo de los dos helicópteros de su similar estatal.

"Hay un incendio en lo alto de esta sierra, son unas cuatro hectáreas, en su mayoría de matorral, lo que hace que se extienda rápido, pero estamos enfriando la zona, y esperamos controlarlo pronto", señaló Amador Medina, director de Protección Civil de Santa Catarina.

Indicó que se pidió el apoyo a Protección Civil del Estado que les prestó dos helicópteros, con lo que tomaron agua de un pozo cercano al lugar, para dejarla caer sobre la zona incendiada, pero se consiguió una alberca en una finca cercana para agregarle químico especial para apagar las llamas.

Son cuatro hectáreas las afectadas, y aunque no es zona habitada, si es paso de la gente que viven por el lugar, lo que origina que haya basura tirada, como colillas de cigarro o botellas, que pudieron haber originado el incendio por el llamado efecto “lupa”.

"En otros incendios que hemos combatido hemos encontrado mucha basura, la gente pasa por ahí y arroja colillas, o botellas de vidrio, que podrían ser la causa de los incendios", explicó el jefe de los rescatistas.

Explicó que el primer paso para sofocar el incendio consistió en cercar las llamas, enfriando la zona con agua y químicos.

Para eso trabajaron los dos helicópteros, y una vez cercado el fuego, subirán los apagafuegos de la corporación para trabajar en el sofocamiento.

Amador medina indicó que una vez controlado, los elementos de la corporación subirían a la zona para acabar con los rescoldos e impedir que el fuego se reavive.

FOTO: Twitter @pcsantactarina

FRANCISCO ZÚÑIGA