MULTIMEDIOS DIGITAL
23 de octubre de 2017 / 09:29 a.m.

GARCÍA.- El 80 por ciento de los alumnos del Jardín de Niños Jorge Rangel Guerra se quedaron sin clases, luego que el sábado les quemaran un aula, en el municipio de García.

A pesar que los directivos ya iniciaron los trámites para recuperar un aula móvil, hoy los alumnos tuvieron que regresar a su casa con su mochila en mano.

Padres de familia dijeron estar acostumbrados a la inseguridad en el sector, pero nunca había sucedido que incendiaran un salón del plantel ubicado en la colonia San Blas.

“Devolvieron a todos, solo dos salones están teniendo clases, son comunes los robos, hay mucho vandalismo, no nos había tocado que quemaran pero sí que robaran.

“Que pongan atención al kínder, porque hay mucho sobrecupo e inseguridad”, indicó una madre de familia.

Los 30 pequeños que estudian en el salón que fue tomado por delincuentes para incendiarlo, estudiarán en la dirección a la espera de recibir un aula móvil.

Con información de Alan Elí Pérez.

ilp