21 de febrero de 2014 / 03:28 p.m.

El Carmen.- Convertidos en un amasijo de láminas, quedaron tres salones, los baños y la dirección de una escuela primaria en el municipio de El Carmen, Nuevo León, a causa de un voraz incendio que es investigado por las autoridades.

Debido a este hecho, ocurrido en horas inhábiles, se tuvieron que suspender las clases en todo el plantel, y se espera que en los próximos días se reanuden las actividades.

"Terminamos de cenar, ya nos íbamos a acostar y por la ventana se veía muy anaranjado todo, nos asustamos, salimos y pues ya se estaba quemando", explicó Juana María Rodríguez, quien habita frente a la escuela.

El incidente se registró alrededor de las 0:00 horas del viernes en la primaria "Ignacio de la Llave", ubicada en las calles Ciprés y Palo Dulce, de la colonia Buenavista.

En ese lugar se consumió la edificación de material plástico y aislante, así como todos los muebles, documentos y material didáctico que había en el interior.

El caso atrajo la atención de la Secretaría de Educación, cuyos funcionarios se comprometieron a realizar un esfuerzo para emediar esa situación. 

"Ahorita tenemos ocho aulas más. Lo importante aquí son los baños (que quedaron destruidos), y hay un jardín de niños aquí enseguida donde tenemos dos aulas más, y con eso yo creo que vamos a restablecer el servicio muy pronto", explicó el coordinador de la Región 13 de la SE, Edgardo Jiménez Solís.

Mientras los maestros se limitaban a observar los daños que arrojó el siniestro, afuera las mamás de los alumnos expresaron su preocupación ante la repentina suspensión de clases.

Al lugar acudió también el alcalde de El Carmen, Rogelio Elizondo Ruelas, quien expresó que, tras el reporte, de inmediato enviaron brigadas de Bomberos y de Protección Civil, en coordinación con el municipio de Escobedo.

"La gente de Protección Civil con Bomberos son quienes venían ya a ver el incendio. –¿Hay alguna versión en torno al posible origen del siniestro? –Pues no, (aunque) todo indica que fue un corto circuito", expresó.

El edil escuchó y atendió a las madres de familia que estaban molestas y algunas de ellas alteradas; les pidió paciencia y tranquilidad para resolver el problema.

"Claro, claro, eso es lo que nosotros les pedimos, que tengan consciencia de que ahorita las aulas no se pueden construir de un día para otro. Tenemos que utilizar las aulas móviles y posteriormente se les van a construir las aulas", reiteró Elizondo Ruelas.

Se espera que el lunes se reanuden las clases de manera casi normal, al ser habilitados dos salones del jardín de niños contiguo.

 

Agustín Martínez