29 de abril de 2014 / 02:38 a.m.

Monterrey.- Un incendio, provocado presuntamente por el efecto lupa, dejó daños en al menos 20 hectáreas de matorralles y vegetación de la región.

El fuego fue controlado en al menos cinco horas de trabajo por parte de elementos de distintas corporaciones de auxilio.

Fue poco después del mediodía de este lunes cuando personal de Protección Civil de Cienega de Flores, Zuazua, Monterrey y del Estado, trabajaron arduamente para sofocar las llamas que se extendieron de manera rápida por la velocidad de los vientos arrachados por algunos momentos.

Los elementos lograban controlar las llamas que amenazaban con extenderse hacia las granjas avícolas que se encuentran en el sector del siniestro.

Aunque solicitaron la prescencia del cuerpo de Bomberos de Nuevo León y Salinas Victoria, estos no acudieron al auxilio, ya que lo que faltaba era agua para poder combatir de manera frontal el siniestro.

Alberto Vásquez