TEXTO Y FOTO: IRAM OVIEDO
15 de octubre de 2014 / 11:45 a.m.

Escobedo.- Al menos 500 toneladas de madera se quemaron por completo, durante un incendio que terminó con un negocio de tarimas, en el municipio de Escobedo, Nuevo León.

El siniestro inició alrededor de las 22:00 horas y duró más de 9 horas. Los cuerpos de auxilio fueron informados a las 23:00.

Los hechos ocurrieron en el negocio que se ubica en las calles de Fidel Velázquez y Janizio Caballero, en la colonia Andrés Caballero, en el citado municipio.

De acuerdo a las indagaciones, existen dos versiones de lo que pudo haber pasado: un corto circuito o pudo haber sido provocado.

Al lugar llegaron elementos de Bomberos de Nuevo León, así como el comandante de los 'apagafuegos' Andres Molina, así como el director de Protección Civil de Escobedo, Alejandro Tovar, para dirigir las acciones del negocio del cual no se proporcionó la razón social.

Las llamas se propagaron de inmediato acabando con todo lo que encontraban a su paso, desde madera, un vehículo y las oficinas del local que abarca una zona aproximada a una hectárea de terreno.

Al momento del incendio, se encontraban en el lugar el encargado Carlos Humberto Avilés Rodríguez, la empleada Cinthia Guadalupe Isidro Galindo, de 21 años y el velador conocido sólo con el nombre de Pedro.

Una cuadrilla de la Comisión Federal de Electricidad acudió a cortar el suministro de luz, para que los bomberos y rescatistas trabajaran más seguros.

La columna de humo alcanzó varios metros de altura, alcanzándose a ver desde kilómetros a la redonda.

Una forrajera y un negocio de venta de láminas fueron resguardados para evitar que el fuego se propagara hacia ellos.

Elementos de la Fuerza Civil de Nuevo León y de la Policía de Escobedo acordonaron la zona, mientras se llevaban a cabo os trabajos para sofocar el incendio que dejó millones de pérdidas.

Por fortuna, no hubo pérdidas humanas qué lamentar, aunque ya se investigan los hechos que dejó por lo pronto sin trabajo a unas 20 personas que ahí laboraban.