29 de enero de 2014 / 03:32 a.m.

Monterrey.- La mujer que perdió de una mordida la primera falange del dedo índice derecho, se inconformó con la sentencia y sobre todo con el pago de la reparación de daño de 33 mil 763 pesos que resolvió el segundo penal de Monterrey en contra de la vecina que la atacó.

Por eso, Raquel Elizabeth Domínguez Fuentes apeló a la pena de cinco años y seis meses que el juzgador le impuso a la responsable Ramona Alvarado Mendoza.

Durante el desahogo del proceso, la afectada anexó certificados médicos expedidos en el Hospital San José, donde le informaron que la reconstrucción del dedo tiene un costo de unos 200 mil pesos y lo debían hacer tres doctores, cuyos honorarios ascendían a 160 mil pesos.

REDACCIÓN