AGUSTÍN MARTÍNEZ
5 de mayo de 2018 / 04:23 p.m.

ESPECIAL.- Durante la semana que termina, al menos ocho personas perdieron la vida en incidentes violentos ocurridos en diversos municipios de la entidad.

Fueron cinco casos atribuidos a acciones de la delincuencia organizada, dos de delincuencia común y uno más del que aún se desconocen mayores datos.

Los casos tuvieron lugar en las localidades de Apodaca, Cerralvo, García, Monterrey, Cadereyta y Anáhuac, donde se reportaron tres muertes violentas.

El lunes a mediodía, un hombre fue encontrado sin vida en el interior de un terreno particular ubicado por la brecha “El Venado”, atrás de la colonia Misión de los Olivos, al norte de Santa Rosa, en el municipio de Apodaca.

Las pruebas periciales revelaron que el ahora occiso, identificado posteriormente como Miguel Ángel Cervantes Cabrera, de 55 años de edad y con domicilio en Santa Catarina, pereció a causa de un fuerte golpe en la cabeza.

Un día después, y cuando intentaba asaltar un rancho en Cerralvo, un supuesto ladrón murió al ser baleado por el vigilante del inmueble, mientras que un cómplice logró darse a la fuga y hasta el momento no ha sido detenido por la Policía.

Los hechos fueron reportados como a las 5:00 horas del martes en una propiedad que se localiza en el camino a Los Nogales, a cinco kilómetros de la carretera a El Nogalito, donde quedó sin vida Ángel Dimas Toscano Gutiérrez, quien contaba con 55 años.

Faltaban pocos minutos para las 22:00 horas del jueves cuando dos desconocidos llegaron hasta un domicilio de la colonia Paraje San José, en García, y ultimaron a tiros a un albañil, quien fue sorprendido y no tuvo tiempo de ponerse a salvo.

El incidente fue reportado en la calle Picachos casi esquina con Vaqueros, en el sector denominado Ríos, donde quedó sin signos vitales Gustavo Javier Peña Alvarado, “Don Tavo”, de 42 años, quien vivía solo y era divorciado.

Un sangriento incidente ocurrido durante los primeros minutos del viernes en un domicilio del centro de Monterrey dejó como saldo una persona fallecida, y quien recibió múltiples puñaladas a manos de un supuesto centroamericano, quien logró darse a la fuga.

La víctima, de entre 25 y 30 años de edad, de complexión delgada, no fue identificada, aunque trascendió que vivía en el sitio donde ocurrió el ataque, en las calles Amado Nervo e Isaac Garza.

Esa tarde, habitantes del ejido Santa Fe, de Cadereyta, se sorprendieron ante el hallazgo de restos óseos dentro de bolsas de plástico en las afueras de una finca campestre.

Se trató de un cráneo humano y diversas piezas de hueso que estaban dentro de bolsas de plástico, las cuales fueron trasladadas al Servicio Médico Forense de Monterrey para su adecuado análisis.

La jornada continuó con actividad para las autoridades investigadoras, pues ese mismo día, pero en territorio de Anáhuac, fueron localizados tres cadáveres enterrados en un monte.

Debido a las condiciones de descomposición, no se pudieron precisar en el sitio las lesiones o signos de violencia que presentaban los cadáveres, mismos que permanecen como “No Nombre” en el SEMEFO.


mvls