AGUSTÍN MARTÍNEZ 
4 de julio de 2017 / 08:11 p.m.

PESQUERÍA.- El hombre detenido por la Fuerza Civil la semana pasada en Pesquería, tras asaltar un balneario y plagiar a un automovilista, fue internado en el penal del Topo Chico, luego de que le ejecutaron una orden de aprehensión.

Por el momento el sospechoso permanece en el área de observación del reclusorio, y en breve el Ministerio Público formulará las imputaciones ante un juez.

Kennert Aarón Durán Castillo, de 32 años de edad, enfrenta cargos por el delito de secuestro agravado, en perjuicio de un joven conductor de 19 años.

El día de los hechos también fue capturada una mujer, de nombre Cecilia Martínez Hernández, de quien no se dio a conocer si también fue acusada.

Durán Castillo fue detenido el martes 27 de junio en el kilómetro 28 de la carretera a Miguel Alemán, a la altura de La Ladrillera, cuando conducía un automóvil Mitsubishi Galant color gris plata.

En la cajuela llevaba privado de la libertad al dueño del vehículo, a quien sometió, en complicidad con su pareja, en la carretera al Ojo de Agua.

Aquel día se dio a conocer que Durán Castillo y Martínez Hernández irrumpieron en el referido balneario de Pesquería, donde amagaron a una empleada con un arma de fuego, que después se estableció era de postas.

De allí se llevaron una camioneta Nissan estaquitas, pero antes de llegar al entronque con la carretera a Miguel Alemán interceptaron al conductor del auto Galant, a quien “encajuelaron” para continuar la huida en el coche.

Sin embargo, unos dos kilómetros al norte fueron vistos por elementos de la Fuerza Civil, quienes les marcaron el alto por circular a alta velocidad y en actitud sospechosa.

En el kilómetro 28 se estrellaron contra el muro central y el auto comenzó a incendiarse. Allí fue sometido Durán Castillo, mientras que la mujer que lo acompañaba resultó con varias lesiones, al igual que la persona a la que privaron de la libertad.

Podría ser este lunes cuando el sujeto sea presentado ante la autoridad judicial. De ser declarado culpable, tras el respectivo juicio, podría alcanzar una pena de más de 20 años en prisión.

ilp