AGUSTÍN MARTÍNEZ
17 de agosto de 2015 / 08:39 p. m.

Monterrey.- Para tratar de resolver el asalto a la constructora de la colonia Colinas de San Jerónimo, la Agencia Estatal de Investigaciones indaga entre varios ex empleados del negocio.

Lo anterior en virtud de que los tres delincuentes que cometieron el robo con violencia, conocían los movimientos de los trabajadores y puntos clave dentro del inmueble.

Las autoridades no descartan que uno o más ex trabajadores estén involucrados en los hechos, dada la precisión y rapidez con la que actuaron.

Por el momento, los agentes ministeriales analizan las declaraciones de los afectados, así como las imágenes que grabaron las cámaras de seguridad de ese y otros lugares.

El robo fue llevado a cabo minutos después del mediodía del día sábado 15 de agosto, en las oficinas de la compañía constructora.

El inmueble se localiza en el número 108 de la calle José Juan Tablada, casi a la altura de Leo Delibes, en la colonia Colinas de San Jerónimo, al poniente de Monterrey.

En su momento acudieron oficiales de la Fuerza Civil y de la Policía Municipal, quienes realizaron un rastreo por la zona en busca de sospechosos, pero no tuvieron éxito.

Peritos de la Procuraduría de Justicia recolectaron evidencias, entre ellas algunas huellas dactilares, pero no se ha dado a conocer el resultado de las pruebas comparativas.

Los responsables del atraco son tres sujetos de entre 35 y 40 años de edad, los cuales portaban armas de fuego cortas, con las que amagaron al personal administrativo.

Para pasar desapercibidos, los delincuentes vestían ropa de mezclilla y chalecos reflejantes en color naranja, como los que utilizan los trabajadores de la compañía afectada.

A uno de los encargados de la oficina lo amenazaron, esposaron y encerraron en el baño del negocio.

Posteriormente se apoderaron del efectivo, consistente en aproximadamente 200 mil pesos, según informaron los propios afectados a los policías ministeriales.