19 de junio de 2014 / 11:40 a.m.

Monterrey.- La Agencia Estatal de Investigaciones indaga el caso de un hombre que fue encontrado sin vida en una pequeña terraza de su domicilio, en la zona norte de Monterrey.

Aunque al ahora fallecido le detectaron un golpe en la cara, se presume que fue causado al caer de su propia altura, pues padecía de alta presión y un mes antes se había lastimado la cabeza al caer de una bicicleta.

Los hechos trascendieron como a las 23:30 horas del miércoles en una vivienda de la calle Federico Guerrero, entre Hermanos Serdán y Francisco Labastida, en la colonia Lomas del Topo Chico.

El hombre fue identificado como Félix Becerra Sandoval, de 59 años de edad, fue identificado el individuo, quien se dedicó a la albañilería, era soltero y vivía solo en el mencionado inmueble.

Fue un familiar, a la vez su vecino, quien reportó el caso a las autoridades y a las corporaciones de auxilio al no saber nada de Becerra Sandoval.

La persona indicó que desde el lunes por la tarde-noche no sabía nada de él, además de que comenzaban a percibirse olores desagradables desde la vivienda.

Al lugar llegaron elementos de la Fuerza Civil y de la Cruz Verde, quienes encontraron el cadáver del albañil en la parte de la azotea, en lo que viene a ser una pequeña terraza.

El cuerpo estaba bocarriba, a la intemperie y junto a un viejo colchón. Se le apreciaron algunos rastros de sangre o un posible golpe en la cara.

Trascendió que Becerra Sandoval acostumbraba ingerir bebidas alcohólicas con regularidad, y con frecuencia era visitado por varios amigos.

Sus seres queridos manifestaron que hacía poco más de un mes había sufrido una caída de una bicicleta en la colonia San Bernabé.

Durante cuatro días permaneció internado, inconsciente y como No Nombre, en el hospital Universitario, hasta que sus hermanos lo localizaron.

Estuvo en internamiento durante 10 días, debido a que en la caída de la bicicleta se golpeó la cabeza y se le formó un coágulo.

Tras abandonar el nosocomio hace tres semanas debió seguir el tratamiento y acudir con el médico varias veces, pero no lo hizo y, por el contrario, en repetidas ocasiones ingirió bebidas alcohólicas.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense de la Procuraduría, donde le practicarían los estudios correspondientes para determinar el la causa del fallecimiento.

AGUSTÍN MARTÍNEZ