FRANCISCO JAVIER CANTÚ
1 de octubre de 2015 / 06:55 a.m.

Apodaca.- La Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) abrió una indagatoria por la muerte de un menor de dos años que presentaba golpes en diferentes partes de su cuerpo.

De acuerdo a informes de las autoridades, todo empezó la tarde del pasado lunes 28 de septiembre cuando Yordi Arciva fue a recoger a su hijo Alberto Alexander Arciva Ramos, a la guardería “Dino, dino”, ubicada en la calle Laurel 242 en la colonia Balcones de Santa Rosa, en Apodaca.

En ese momento el menor presentaba una herida en la cabeza, la cual fue curada de manera superficial con una gasa, pero su ropa estaba manchada, pues había sangrado de forma abundante.

Esa misma noche, ya en su domicilio ubicado en la calle Sauce número 230 en la mencionada colonia, el pequeño Alberto tuvo problemas con su salud, ya que comenzó a presentar vómito y no paraba de llorar.

Al día siguiente su madre de nombre Blanca Lizbeth Ramos Beltrán, de 20 años, lo llevó a que fuera revisado por un médico en la clínica 32 del IMSS y es ahí donde descubren que el menor presentaba moretones en la espalda.

Tras darle medicamento, cesaron los vómitos y todo transcurrió de manera normal, por lo que aproximadamente a las 14:00 horas de ayer fue llevado de nueva cuenta a la guardería y fue recogido a las 19:30 horas por su madre.

En se momento Blanca Lizbeth se percató que su hijo presentaba debilidad y batallaba para poder respirar, por lo que de inmediato lo llevó a un centro médico ubicado en la colonia Santa Rosa.

Ahí le indicaron que era urgente trasladar al menor a un hospital, ya que se encontraba grave, solicitaron una ambulancia, pero ésta nunca llegó, por lo que le pidieron a una patrulla de la Fuerza Civil que les diera el apoyo.

Los elementos trasladaron a la madre y al menor a la clínica 19 del IMSS ubicada en el centro de Apodaca, donde el niño fue llevado al área de Urgencias.

El médico en turno detectó que el menor ya no presentaba signos vitales y le aplicaron RCP, pero ya no respondió y fue declarado muerto.

Elementos de la AEI se trasladaron a la clínica para entrevistarse con la madre del pequeño, quien cayó en una crisis de histeria. Minutos después arribó el padre del niño, quien desconocía lo que había ocurrido.

A las 01:00 horas de este jueves el cuerpo de Alberto Alexander fue sacado por el personal del Servicio Médico Forense (Semefo).