29 de abril de 2014 / 09:46 p.m.

Salió a relucir que el vehículo que los sorprendió cerca de las 11:30 de la noche en el citado lugar, era presuntamente una patrulla de la Policía de Montemorelos cuyos tripulantes dispararon en al menos tres ocasiones contra la pareja.

Montemorelos.- Varios elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Montemorelos fueron retenidos desde la mañana de este lunes, y llevados a las instalaciones de la Policía Ministerial por elementos de esta corporación para ser investigados.

Lo anterior ante su posible relación en la muerte de Karla Jazmín Reyna García, de 23 años, quien tenía su domicilio en la comunidad Terreros, muy cerca del lugar de donde fue encontrada sin vida en el asiento trasero de un automóvil en el que junto a su pareja fueron perseguidos presuntamente por los uniformados.

En base a las indagatorias que realizaron Agentes Ministeriales en la brecha que se ubica entre el rancho Terreros y la comunidad Pueblo Escobedo, donde quedó abandonado el vehículo, se determinó que las personas que sorprendieron intimando a la víctima con su novio de nombre Oscar Gerardo Briones Morales, de 20 años; eran policías municipales y no civiles armados como se dio a conocer inicialmente.

Además salió a relucir que el vehículo que los sorprendió cerca de las 11:30 de la noche en el citado lugar, era presuntamente una patrulla de la Policía de Montemorelos cuyos tripulantes dispararon en al menos tres ocasiones contra la pareja impactándose uno en la cabeza de la jovencita que se refugiaba en el asiento trasero donde quedó sin vida.

Ante los hechos 18 elementos que se encontraban en turno fueron retenidos durante este lunes al igual que la unidad 872 de donde presuntamente se realizaron los disparos, la Agencia Estatal de Investigaciones decomisó también el total de las armas de la dependencia policiaca para realizar las pruebas de balística y determinar si estas fueron accionadas.

Cabe señalar que para la noche de este mismo lunes la mayoría de los policías habían rendido su declaración y fueron dejados en libertad, quedando los cinco que tripulaban la patrulla a disposición de la autoridad investigadora que estará deslindando responsabilidades sobre estos lamentables hechos.

Ubaldo Reyna