AGUSTÍN MARTÍNEZ
18 de julio de 2015 / 09:57 p. m.

Santa Catarina.- Hasta el momento las autoridades policiacas no han establecido si existe relación entre los dos asesinatos que fueron cometidos el viernes, con 12 horas de diferencia, en el municipio de Santa Catarina.

Los primeros indicios hacen suponer a los agentes ministeriales que se trató de actos de la delincuencia organizada, y ambos casos tendrían como trasfondo el narcomenudeo.

Pese a los referidos hechos violentos, no es evidente el reforzamiento de los patrullajes o el incremento de la seguridad en la vecina localidad.

En Santa Catarina se han registrado diversos hechos violentos y asesinatos, que en su momento han sido atribuidos a la delincuencia organizada.

Por ahora la Agencia Estatal trata de esclarecer ambos casos para verificar si están relacionados, o en su defecto establecer el origen de ambos hechos.

El primero se registró alrededor de las 8:30 horas en una vivienda ubicada en las calles Privada Benito Juárez y Valle de la Cruz, en el fraccionamiento Real del Valle.

Allí fue ultimado a tiros el mecánico José Ángel Medrano Eguía, quien contaba con 64 años de edad y recibió un impacto en el cráneo.

Por lo menos cuatro hombres llegaron sorpresivamente a la vivienda y agredieron al sexagenario mientras ingería su almuerzo en compañía de familiares.

Trascendió que el ahora occiso tenía antecedentes penales, luego de que en 1986 fuera detenido bajo los cargos de abuso sexual, allanamiento de morada y daño en propiedad ajena.

El otro asesinato tuvo lugar casi a las 20:30 horas en las avenidas Cuauhtémoc y Primero de Mayo, frente a un parque público de la colonia Rincón de las Mitras, en la misma localidad.

En ese sitio quedó sin vida un hombre identificado como Juan Antonio García Rosales, de 49 años y quien era conocido bajo el apodo de “El Maca”.

En forma extraoficial se estableció que García Rosales acababa de salir de una paletería y cruzaba una de las calles, cuando se le emparejó una camioneta marca Ford Explorer.

Uno de los tripulantes de la unidad le disparó a corta distancia, quedando el hombre sin vida junto a un camión de doble rodada.

Fuentes allegadas a esta indagatoria manifestaron que el ahora occiso tenía alrededor de 15 días de haber salido del penal, pero no se precisó por qué estuvo detenido.