REDACCIÓN
8 de abril de 2016 / 12:34 p.m.

Monterrey.- Jesús Alejandro García González, detenido ayer e internado en el penal del Topo Chico al ser el último prófugo de la justicia por su participación en el ataque al Casino Royale, declaró este viernes y aseguró que no está involucrado en el asesinato de 52 personas.

La mañana de hoy García González manifestó ante el juez primero penal que es cristiano y mencionó que no cuenta con ningún apodo, ni 'El Borrado' ni 'El Gato', tal y como lo señalaron sus coacusados.

Dijo que desconoce porqué Jonathan Emanuel Estrada Pérez y José Grimaldo Rodríguez lo involucraron en el incendio provocado del pasado 25 agosto de 2011 en la casa de apuestas.

Jesús Alejandro fue detenido ayer por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) de Nuevo León y trasladado de inmediato al penal del Topo Chico.

Al rendir su declaración preparatoria negó su responsabilidad y se resistió a los cuestionamientos apegándose al artículo 20 de la Constitución.

Pese a la negativa de su interrogatorio, García González es acusado de homicidio calificado y agrupación delictuosa y de acuerdo a las autoridades estatales, es uno de los principales autores intelectuales del ataque.

Los hombres que delataron a Jesús Alejandro García González mencionaron que él fue quien ingresó los galones de gasolina al casino Royale.