AGUSTÍN MARTÍNEZ
12 de noviembre de 2016 / 08:28 p.m.

MONTERREY.- La Policía Ministerial mantiene dudas en torno al móvil del incidente en el que un joven fue asesinado de una puñalada la noche del viernes en la colonia Topo Chico.

Aunque al principio se creía que la causa del crimen habría sido un intento de robo, las autoridades descubrieron que la víctima tenía antecedentes penales.

Apenas a finales de septiembre había salido del penal del Topo Chico, donde estuvo recluido más de cinco años bajo los cargos de robo de vehículos.

Se trata de Julio César Quiroz Hernández, de 26 años de edad y quien radicaba en la calle Bustamante, de la colonia Topo Chico, en la zona norte de Monterrey.

Informes policiacos revelaron que Quiroz Hernández fue detenido el 6 de abril de 2011 en calles de la colonia Aztlán, cuando tripulaba un automóvil robado con violencia.

Medio año antes su nombre ya había salido a relucir para la Policía, luego de la captura de un sujeto que había robado otro vehículo en la colonia La Alianza, y quien lo delató como cómplice.

Julio César fue asesinado como a las 20:30 horas del viernes en las calles Abasolo y Lampazos, en la colonia Topo Chico, cuando regresaba a su casa en una bicicleta.