24 de diciembre de 2014 / 03:10 a.m.

Juárez.- Las autoridades policiacas identificaron al joven que fue encontrado muerto la tarde del lunes en un terreno baldío del municipio de Juárez, Nuevo León.

Se trata de una persona de 20 años que se llamaba Jesús Arturo Bernal Espinosa, quien al parecer tenía su domicilio a corta distancia de donde localizaron sus restos.

Una fuente de la Procuraduría de Justicia señaló que la identificación de la víctima se llevó a cabo momentos después del hallazgo, tras ser localizados algunos familiares.

Hasta el momento las autoridades realizan las indagatorias correspondientes para establecer el móvil del crimen e identificar a la o las personas que lo cometieron.

Del mismo modo y por la forma en que se realizaron los hechos, la policía no descarta que la ejecución de los mismos tenga relación con delincuencia organizada.

Bernal Espinosa fue encontrado sin vida la tarde del lunes en un solitario lugar aledaño a la colonia Valle del Virrey, en la mencionada municipalidad.

Entre matorrales y pasto crecido, el cuerpo estaba atrás de una edificación abandonada en obra gris, cerca de las calles Río San Juan y Jazmín.

En ese sitio quedó abandonado lo que sería una caseta de vigilancia, y que, según los vecinos de esa zona, sólo es escondite y refugio de drogadictos y malvivientes.

Fue una llamada telefónica anónima la que alertó a las autoridades sobre la presencia del cadáver, acudiendo hasta aquel lugar elementos de la policía municipal y de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Los agentes policiacos le detectaron a la víctima por lo menos tres heridas de proyectil de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo.

Personas que radican en el sector manifestaron que como a las 7:00 de la tarde del domingo escucharon tres detonaciones hacia el área del baldío.

Sin embargo, en esos momentos creyeron que se había tratado de cohetes, pues en estas fechas son comunes dichos artificios.

Los vecinos se quejaron del olvido en el que permanecen de parte de las autoridades municipales, en lo que se refiere al alumbrado público y la seguridad.

Es raro que los policías locales efectúen recorridos por esas calles, por lo que los malvivientes y los ladrones suelen hacer de las suyas 'a sus anchas'.

FOTO: ISRAEL SANTACRUZ

AGUSTÍN MARTÍNEZ