8 de marzo de 2014 / 01:55 p.m.

Monterrey.- Dos jóvenes se salvaron de recibir lesiones de consideración luego de que chocaran el auto en el que viajaban con un tambo de agua que protegía un anuncio vial, luego de que salieran de una fiesta en estado de ebriedad.

Los hechos se registraron la mañana de este sábado, cuando Daniel Albo del Hoyo, de 24 años y su amigo Alan Dávila Garza, también de 24 años, circulaban en un auto Altima por la Avenida Rangel Frías en sentido de norte a sur, sin embargo, una aparente dormitada hizo que al llegar a la salida para avenida Gobernadores, se estamparan en el poste que anuncia dicha lateral.

Pese al impacto, los jóvenes chocaron con el tambo de agua para evitar percances mayores y que son instalados en este tipo de señalamientos, lo que aminoró las lesiones, ayudando además que ambos portaban el cinturón de seguridad.

Al lugar arribaron elementos de Fuerza Civil y posteriormente de Tránsito de Monterrey, así como paramédicos de la Cruz Verde, quienes revisaron a los jóvenes, pero sólo presentaron un golpe en la frente en el caso del copiloto, y un dolor en la muñeca derecha en el conductor, quien además de eso no portaba licencia de conducir.

Tras el percance, los afectados señalaron que viajaban de Monterrey con circulación al municipio de San Pedro, luego de dejar a unas amigas en sus respectivas casas tras haber ido a una fiesta.

Al sitio acudió el padre del conductor, quien ante los elementos de tránsito argumentaba que era él quien manejaba el vehículo, sin embargo los efectivos de Fuerza Civil desmintieron la versión, e incluso los propios uniformados de tránsito argumentaban haber llegado en el mismo momento que el padre de familia.

Tras el choque, los paramédicos señalaron a los jóvenes sentirse afortunados, pues de no ser por el tambo de agua y de los cinturones de seguridad, los pasajeros del vehículo hubieran quedado prensados en su interior, siendo requerida la unidad de rescate urbano.

 Israel Santacruz