MAYTE VILLASANA
21 de abril de 2017 / 09:00 p.m.

MONTERREY.- Uno de los ocho jóvenes fugados del Centro de Internamiento para Menores murió en el Hospital Universitario tras recibir un impacto de bala en la cabeza cuando huía de un grupo de hombres armados.

Se trataría de Armando Eduardo Lozano Ramírez, de 19 años, quien en compañía de otros internos se escapó de las celdas el pasado 7 de abril.

Lozano Ramírez fue atacado a balazos durante la madrugada del pasado domingo en el cruce de la Vía a Tampico y la Avenida Las Américas, en Guadalupe.

De acuerdo a un testigo, el joven se encontraba sobre las vías del tren y a un costado del cuerpo se localizó un arma corta, un celular y una sudadera.

El testigo contó que dio aviso a las autoridades porque la víctima aún contaba con signos vitales y de inmediato acudió una ambulancia de la Cruz Verde.

Los paramédicos trasladaron al herido al Hospital Universitario, donde fue atendido en el área de shock trauma y posteriormente ingresado a quirófano en estado grave.

De acuerdo al primer reporte, Armando presentaba dos heridas producidas por disparo de arma de fuego en el cráneo, pero murió cuando iba a ser intervenido quirúrgicamente.

Atacan a hombre a balazos en Guadalupe
FOTO: MAYTE VILLASANA

El testigo contó que él viajaba en compañía de su novia sobre la avenida Las Américas en circulación, de sur a norte, debido a que el tráfico estaba parado por el paso del tren cuando de repente escuchó una detonación.

En su declaración mencionó que en ese momento observó al joven corriendo con dirección a las vías del tren, pero se dirigió a resguardar a su novia y regresó al lugar.

Agregó que tras regresar observó un auto Jetta color arena con un golpe en la polvera delantera izquierda con dos hombres a bordo, además estaba otro vehículo Cambry color blanco también con dos masculinos.

Los desconocidos dijeron al testigo que eran agentes ministeriales y que observaron a dos hombres bajarse de una camioneta Cherokee, los cuales corrieron hacia las vías del tren.

Sin embargo, la camioneta Gran Cherokee color gris con el motor encendido, que fue localizada en el lugar, no tenía reporte de acuerdo a las autoridades y era propiedad de una conductora que detuvo su marcha tras observar la agresión.

Ese vehículo quedó sobre la avenida Las Américas, en dirección de sur a norte, y una bala hizo blanco en la parte de la polvera, por lo que quedó a disposición de las autoridades estatales.

Ese día se informó que el herido no había sido identificado y que se desconocía su estado de salud, sin embargo fue hasta este viernes cuando trascendió el fallecimiento.

Armando Eduardo Lozano Ramírez estaba acusado de privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro.

A las celdas ingresó el 31 de diciembre de 2014 y su probable fecha de salida era el 2 de enero de 2019.

El cuerpo fue reclamado por sus familiares en el Servicio Médico Forense del Hospital Universitario y trasladado a Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Hasta el momento las autoridades no han informado si los agresores continúan prófugos o ya fueron detenidos.