LORENZO ENCINAS
20 de septiembre de 2015 / 11:21 a.m.

San Nicolás.- La 105 edición del Clásico Regiomontano terminó con un saldo de cinco personas detenidas todas por alterar el orden y una joven aficionada golpeada por la porra del Monterrey luego que los Libres y Locos le aventaron una bandera a La Adicción.

Fueron cuatro los anillos de seguridad que fueron colocados para que los aficionados, especialmente para los seguidores del Monterrey, llegarán al estadio.

Uno correspondió a la Policía Regiomontana y se encontraba en las inmediaciones de la Plaza de Toros, donde La Adicción llevó a cabo la quema de la gallina.

Los miembros de la porra enfilaron su rumbo hacía el Estadio Universitario donde de nueva cuenta fueron recibidos por un control de policías de San Nicolás y aquellos que no portaban boleto eran desviados para la avenida Los Ángeles.

Los que portaban boletos eran escoltados por Fuerza Civil hasta otra revisión antes de entrar al ’Volcán’.

Fueron los elementos de seguridad del estadio y Fuerza Civil los últimos en llevar a cabo el escrutinio final.

Tres detenidos fueron remitidos a las celdas de San Nicolás, en tanto otros dos, correspondieron a la Policía de Monterrey.

La joven presentaba golpes y fue atendida por elementos de la Cruz Roja en el lugar.