14 de septiembre de 2014 / 01:58 p.m.

Allende.- La tarde de ayer, un grupo de amigos de entre 22 y 25 años aprovecharon que el Río Ramos llevaba corriente para ir a pasear en una camioneta tipo 'Jeep' por las brechas; todo era risas y diversión, hasta que notaron que la presión de la corriente era más fuerte y tenían que salirse antes de que algo malo pudiera suceder.

Los jóvenes identificados como Luis Enrique Silva Flores, y los hermanos Francisco Magdiel  y Homero Garza Valdez, al llegar al Río Canoas, no tenían más opción que saltar de su camioneta al río y comenzar a nadar para poder salir, pero era imposible, la corriente los jaló y comenzó a llevárselos sin rumbo desconocido. La camioneta también fue arrastrada por la corriente.

Al caer la noche, los jóvenes lograron salir del río y encontraron un techo donde refugiarse para poder reportarse rápidamente con sus familiares.  Al llamarles sólo pudieron decir que se encontraban bien los tres, que ninguno estaba lesionado, pero que tenían demasiado frío y que el río seguía creciendo y tenían una gran fuerza.

La última vez que se comunicaron con sus familiares fuer aproximadamente a las dos de la mañana: "tenemos mucho frío, hagan algo por favor, el río esta creciendo rápidamente, tenemos hambre".

Familiares de los jóvenes llamaron a Protección Civil Montemorelos para pedir ayuda la madrugada del domingo, pero ellos mencionaron que solo podrían ayudarle hasta que hubiera más visibilidad. 

Los familiares mencionaron que la última llamada que tuvieron con los tres jóvenes fue a las 2:00 horas de este domingo, esperan que las autoridades puedan ayudarlos. 

FOTO: TELEDIARIO DIGITAL

DIEGO TREVIÑO