redacción 
11 de noviembre de 2016 / 09:03 p.m.

MONTERREY.- Las autoridades federales resolverán el próximo 16 de noviembre si el ex gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz y sus ex colaboradores, Rolando Zubiran Robert y Rodolfo Gómez Acosta, van o no a continuar sujetos a juicio por el caso Kia, porque ese día les resuelven el amparo que promovieron contra el auto de vinculación que enfrentan.

Aunque los ex funcionarios estatales recurrieron a la protección de la justicia federal, por separado, la audiencia constitucional de los tres se programó para el mismo día, a la misma hora en el juzgado quinto de distrito en materia penal.

Trascendió que el personal de dicho recinto judicial federal acordó una sola audiencia para emitir su resolución, porque se trata del mismo caso.

El ex mandatario estatal y el ex secretario de Desarrollo Económico, Rolando Zubirán, están vinculados como probables responsables de ejercicio indebido de funciones públicas por el desvío de 3 mil 683 millones 504 mil 688 pesos que, supuestamente, obtuvieron por la adjudicación de terrenos que le proporcionaron a la empresa coreana.

Mientras que el ex tesorero está señalado como probable culpable de ese ilícito, de delitos contra el patrimonio del estado y peculado dentro de la carpeta judicial que integran los agentes del Ministerio Público de la Subprocuraduría Anticorrupción.

La audiencia constitucional es definitiva, pero la resolución puede no serlo, porque si favorece a Medina de la Cruz y sus ex colaboradores, los fiscales de dicha subprocuraduría pueden promover la revisión de la determinación que emita el juzgador federal y el caso pasaría a estudio de un Tribunal Colegiado en dicha materia.

Eso mismo pasaría en caso de que los ex funcionarios estatales no reciban la protección de la justicia federal, realizarían el mismo trámite, por lo que el pleito legal podría extenderse todo el próximo 2017.

La única que deberá esperar la resolución del amparo que promovió, también contra el auto de vinculación que enfrenta por ejercicio indebido de funciones públicas, es Celina Edith Villarreal, porque la audiencia constitucional de su juicio de garantías se va a desahogar hasta el próximo 22 de noviembre en el mismo recinto de la federación.