ISRAEL SANTACRUZ
30 de julio de 2016 / 07:40 a.m.

MONTERREY.- La imprudencia de dos automovilistas que utilizaron la avenida Eugenio Garza Sada como pista de carreras, dejó una estela de daños sobre la citada arteria al provocar un choque y una volcadura.

Fue poco antes de la medianoche cuando un automóvil tipo Ibiza y un BMW circulaban sobre Garza Sada en dirección al sur, sin embargo al llegar al paso a desnivel de Alfonso Reyes, el auto Ibiza dio un cerrón al BMW, el cual por consecuencia frenó de golpe.

Este hecho hizo que a su vez Brandon Hernández Esquivel, de 20 años, conductor de un auto compacto tipo Pointer en color blanco, el cual viajaba a exceso de velocidad, frenara intempestivamente, consiguiendo reducir la velocidad para no golpear el auto de lujo, aunque por detrás fue impactado por un automóvil tipo Neón, el cual lo proyectó varios metros.

De esta manera tanto el Neón como el Pointer perdieron el control, pues mientras que el primero se impactó contra el muro de contención dejando daños considerables en el auto, el segundo salió proyectado y volcó sobre sí, desplazándose cerca de 100 metros con las llantas hacia arriba.

Al sitio arribaron de inmediato paramédicos de Cruz Verde y rescatistas de Protección Civil del Estado y de Monterrey, quienes rescataron a Brandon Hernández únicamente con golpes en el brazo izquierdo y cuello.

Los rescatistas señalaron que Brandon corrió con suerte, pues no llevaba puesto el cinturón de seguridad, además de que el propio conductor reconoció que circulaba entre 100 y 110 kilómetros por hora.

Tras ocasionar el percance, los autos que jugaban carreras prosiguieron su marcha con dirección al sur sin detenerse a ver los daños que habían ocasionado.