AGUSTÍN MARTÍNEZ
1 de julio de 2015 / 08:02 a.m.

Monterrey.- Luego de varios meses de relativa tranquilidad, el mes de junio se tiñó de sangre al ser el más violento del año en lo que se refiere a ejecuciones en Nuevo León.

Fueron 38 personas las que murieron en esas circunstancias, diferentes hechos a lo largo y ancho de la entidad.

Ajustes de cuentas, la disputa por los territorios o las vendettas entre células de diferentes cárteles, pusieron a trabajar a las autoridades y generaron temor entre la población.

La cifra de crímenes de estas características se disparó con los hechos ocurridos en García, donde 10 trabajadores fueron asesinados por un grupo armado en una agencia distribuidora de cerveza.

También hubo el caso ocurrido en San Pedro, municipio supuestamente blindado, donde se registró la muerte de tres supuestos narcomenudistas.

El municipio que más crímenes registró durante esta treintena es García, con los 10 ya señalados, seguido de Monterrey, con 8.

Asesinan a 3 y los dejan en San Pedro
Tras meses de relativa tranquilidad en lo que va del año, fueron 38 personas las que murieron a manos de la delincuencia organizada | CARLOS RANGEL

Les siguen Apodaca, con cuatro asesinatos, además de San Pedro y Juárez, con tres cada uno.

Pero el mes de junio empezó rojo desde el primer día, cuando el dueño de una tortillería fue ejecutado por desconocidos en la colonia Noria Norte, en Apodaca.

Prácticamente cada día, en el transcurso de las primeras tres semanas, la sangre corrió en diferentes puntos del área urbana y fuera de ella.