13 de junio de 2014 / 11:25 p.m.

Monterrey.- El estudiante de Cumbres que fue detenido el año pasado por ser considerado líder de una banda de asaltantes y participante en el asesinato de una chef de repostería, ganó un amparo para no ser juzgado como adulto, porque el 26 de septiembre, cuando ocurrió el homicidio, le faltaban 5 horas para cumplir la mayoría de edad.

Fue el juez tercero de distrito en materia penal, quien concedió la protección de la justicia federal a Alejandro Rueda López, de actualmente 18 años.

Con esa resolución, el presunto delincuente podría ser trasladado, en unos 15 días, del penal del Topo Chico al Centro Juvenil de Adaptación Social para menores, en el municipio de Escobedo, donde quedaría de inmediato a disposición del juez de ejecución para adolescentes.

Eso, si la Procuraduría de Justicia no se inconforma y solicita la revisión de la resolución que se dio dentro del proceso que se integra por el homicidio de la repostera Roxana Moya Guerrero, de 23 años de edad.

Además, de resultar favorecido en ese proceso por homicidio, Alejandro Rueda también ganó un amparo contra el auto de formal prisión que enfrentaba en otro expediente por un asalto en perjuicio de una sucursal de Carnes San Bar, en Cumbres.

El mismo juez de distrito resolvió que en ese proceso por robo, los elementos de Fuerza Civil violentaron todos los derechos humanos de Rueda López, a quien capturaron el tres de octubre del 2013.

Pues, advirtió que lo sometieron a una detención prolongada, porque lo dejaron en manos del agente del Ministerio Público cinco horas después de que registraron su captura.

FOTO: Archivo

TELEDIARIO DIGITAL