ISRAEL SANTACRUZ
4 de agosto de 2016 / 06:54 a.m.

MONTERREY.- Un ladrón que robó por cuarta ocasión un local de comida en menos de dos semanas, escapó de casi una veintena de policías municipales y estatales tras ser descubierto por el dueño del establecimiento.

La movilización fue reportada en un local de venta de tortas en el cruce de Matamoros e Ignacio López Rayón, en el centro de Monterrey, cuando el dueño del establecimiento pasó frente al negocio, el cual se encontraba cerrado, pero observó las luces encendidas al interior.

De inmediato con otro empleado decidieron abrir las cortinas metálicas del local y cazar al ladrón tras pedir apoyo de elementos de la Policía de Monterrey, aunque al mínimo ruido el ladrón escaló una de las paredes traseras al no existir una salida, escapando por el tejado.

El propietario señaló que el ladrón ingresó por el ducto de la campana extractora de la cocina, retirándolo y entrando al negocio por un hueco de escasos 40 centímetros. Tras escuchar el ruido el ladrón abandonó lo que sería el producto del robo: paquetes de chorizo y comida.

En breve al menos cinco unidades de la Policía de Monterrey arribaron al sitio y subieron al tejado del local y peinaron la zona, revisando techos de locales adjuntos y casas aledañas, a fin de encontrar al delincuente.

Algunos elementos solicitaron permiso a vecinos para ingresar a las viviendas y revisar de manera exhaustiva el sector, pensando que podrían capturar al escurridizo ladrón debido a que éste abandonó sus zapatos antes de entrar al local y no alcanzó a ponérselos.

Durante varios minutos los elementos revisaron cada sitio donde pudo estar escondido el delincuente, tarea a la que también se le sumaron efectivos de Fuerza Civil y fueron apoyados con escaleras por Protección Civil de Monterrey.

Sin embargo lo oscuro del sector y las diferentes alturas de las construcciones adjuntas al local complicaron el hallazgo, y pese a los esfuerzos el ladrón no fue localizado.

Esta es la cuarta ocasión en que el delincuente ingresa a este local en las últimas dos semanas, apoderándose de televisores, radios, y equipo de cocina en los anteriores saqueos.

El dueño del local desistió de interponer la denuncia por daños.