15 de noviembre de 2014 / 01:55 a.m.

Guadalupe.- Tristes y desconcertados, pero principalmente molestos, se encuentran vecinos de la colonia Vivienda Popular, en Guadalupe, tras el robo de una imagen de San Judas Tadeo que se hallaba en una pequeña capilla en la vía pública.

La imagen fue robada la madrugada del jueves 13 de noviembre, por desconocidos que además quebraron veladoras y derramaron cera en el suelo.

"El problema es que no amaneció la imagen. Están los daños ahí. Yo no sé quién los ha provocado esos daños que están ahí", comentó el señor Timoteo Martínez.

Esta pequeña capilla se encuentra ubicada en la lateral de Pablo Livas y la avenida Lázaro Cárdenas.

En ese lugar era venerada la estatua, no sólo por habitantes del sector, sino por cientos de personas que iban de paso y detenían.

"Pues mucha gente siempre acude y llega, porque creen en una imagen. Tienen la devoción de llegar. Y llegan y le dejan su ramo de flores", agregó el hombre que se dedica al polarizado en ese punto.

En un pequeño altar de madera, donado por un fiel creyente, se encontraba la imagen de San Judas Tadeo, una imagen de aproximadamente un metro y medio de altura. Su valor pudiera ser de aproximadamente cinco o seis mil pesos.

La capilla fue construida hace unos tres años, y con el paso del tiempo ha cobrado fama en prácticamente todo el oriente de la zona metropolitana.

Los devotos de San Judas Tadeo se sienten molestos, pues no es la primera vez que el sitio es blanco de actos vandálicos, llevados a cabo aparentemente por personas que solo desean unas monedas para mantener su vicio.

Ellos le piden a la persona que se llevó la estatua, o que simplemente la tiene en su poder, la regrese cuanto antes, dado el valor sentimental y religioso que tiene.

"Varios feligreses que son devotos a él vienen y hacen sus peticiones. Nosotros lo único que queremos es que nos la regresen, para poder seguir haciendo nuestra fe en él, en San Judas Tadeo", enfatizó la señora Xóchitl Alejandra Garza.

Los vecinos comentaron que durante los últimos meses y semanas fue robada la puerta de aluminio y vidrio, además de arreglos florales y dos figuras de ángeles fabricadas en cerámica.

FOTO Y TEXTO: AGUSTÍN MARTÍNEZ